Bodas

Postboda Estela y Salva

Una de las cosas buenas de Castellón es que conviven el mar y la montaña y, a veces, surgen imágenes como estas solo con mirar hacia todas las direcciones desde el mismo punto.